Información de contacto
Lutería El Havaral

Avda. Victoria, 2. Local
29400 Ronda (Málaga)
España

Email: infoarrobaelhavaralpuntoes
Teléfono: (+34) 951 083 654

Ubicación Contacto

Instrumento de viento

Introducción al cuidado y mantenimiento de los instrumentos de viento madera

Mantenimiento de los instrumentos de viento madera

Instrumentos con cuerpo de madera

Los instrumentos con cuerpo de madera, como clarinetes, oboes, flautas de madera, fagotes y demás, tienen el inconveniente añadido de que surjan grietas en madera, especialmente en las zonas más cercanas a la boquilla. Ello se debe a que son las zonas más expuestas, por su cercanía, al vaho de la columna de aire y a los cambios de temperatura por el propio calor del aire que insuflamos. Por ello, las maderas que se usan suelen ser la granadilla (arce en el caso del fagot), u otras maderas generalmente tropicales de gran densidad que ofrecen gran resistencia al deterioro y dilatación ante los cambios de temperatura y humedad.

Por ello, para mantener en buen estado la madera de los cuerpos de nuestros instrumentos, debemos seguir unos consejos básicos. Cuando el instrumento es nuevo, durante las primeras semanas no se debe tocar más de media hora seguida, para que la madera se vaya acostumbrando de forma gradual a los cambios de temperatura y humedad. Por ello, al cabo de media hora procura parar al menos otra media hora. Y siempre seca el interior de tu instrumento después de tocar para que no quede saliva ni humedad al guardarlo.

Evita la exposición de tu instrumento a cambios bruscos de temperatura. No lo mantengas bajo temperaturas extremas aunque esté guardado en su estuche.

No deja de ser importante mantener hábitos higiénicos correctos antes de tocar el instrumento, como evitar tocar inmediatamente después de haber comido, bebido o fumado, pues bacterias y residuos se desplazarán con la saliva e impregnarán todo el instrumento y zapatillas, emitiendo olores y acelerando el deterioro.

Es muy importante engrasar el mecanismo una o dos veces al año, en función del uso que le des al instrumento y el lugar en el que vivas (si es húmedo o no). Ello mantendrá el buen funcionamiento de las llaves y evitará el deterioro de los ejes y tornillos. Te recomendamos que uses aceite lubricante de tu tienda de música, que tienen una composición y densidad apropiada para este tipo de mecanismos. Suelen traer cabeza dosificadora, que te permitirá aplicar más fácilmente una pequeña gota en las terminaciones y divisiones de los ejes y rodillos. Después de aplicarlo, mueve las llaves para que el aceite penetre al mecanismo. Puedes limpiar el exceso de aceite con pequeños trozos de papel absorbente.